This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Le importas a Cristo

21 de enero de 2021 | Juan 8:1–11

Imagínate la escena: una mujer está siendo arrastrada por la fuerza al patio del templo, empujada frente a este hombre al que muchos llamaban el Gran Maestro. Jesús la miró, sabiendo que había sido acusada de adulterio y también sabiendo todo lo demás sobre ella. Su vida importaba. Jesús también estaba consciente de que los otros “maestros de la ley” y los fariseos estaban tratando de atraparlo.

Podemos estar seguros de que la mujer sintió pena y vergüenza por haber sido sorprendida en adulterio y arrastrada delante de Jesús. Lo que pensaba hacer en secreto ahora había sido expuesto a todos en su comunidad. Su familia la repudiaría y los líderes religiosos le darían la espalda. Probablemente, como había sucedido la mayor parte de su vida, simplemente estaba siendo utilizada, una vez más. Esta vez, era un peón en el truculento juego de los fariseos para atrapar a Jesús (v. 6). Si Él pedía que la apedrearan, estaría desafiando al gobierno romano. Y si Él la dejaba ir en libertad, estaría desobedeciendo la ley hebrea.

Sin embargo, a diferencia de los fariseos, Jesús vio a esta mujer por lo que realmente era: un ser humano que importaba por su gran valor. Su respuesta a la multitud fue simple, pero convincente: “Aquel de ustedes que esté libre de pecado, que tire la primera piedra” (v. 7). Uno a uno, la multitud desapareció. Según la ley, una persona puede ser condenada a muerte solo con dos o más testigos, pero ya no había ninguno. Jesús ahora podía liberarla y aún obedecer la ley mosaica. Ella se encontró libre y se fue sabiendo que su vida le importaba a Jesús.

  • ¿Y tú? ¿Sientes vergüenza ante la idea de ventilar tus actos privados ante un Dios santo? Independientemente de los pasos en falso y el pecado en tu vida, tu eres importante para Dios. Así como Jesús le dijo a la mujer: “Vete y no vuelvas a pecar” (v. 11), Él nos está alcanzando de la misma manera.

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

   

El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Done ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

             
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
  Febrero 1>

Radio Moody Entre Amigos