This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners TITW- Spanish Banners TITW- Spanish

Enseñar con autoridad

6 de enero del 2022 | Juan 7:14–24

“El hábito no hace al monje”, nos dicen. ¿Por qué no? Porque “no es oro todo lo que reluce” y “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Después de todo, “mala y engañosa ciencia es juzgar por las apariencias”. Un proverbio más antiguo lo expresa de esta manera: “hombre bien vestido por sus palabras es creído” y “la apariencia hermosa y por dentro es otra cosa”.

Estos refranes distinguen entre apariencias superficiales y realidades más profundas, tal como Jesús enseñó en la lectura de hoy (v. 24). Había sorprendido a la multitud al enseñar con conocimiento y autoridad. Los apóstoles luego asombrarían a la gente de la misma manera (Hechos 4:13). La expectativa era que tal persona hubiera sido entrenada formalmente por un rabino judío, pero sabían que Jesús no lo había sido. Entonces, ¿cómo pudo enseñar de la manera en que lo hizo? (v. 15).

En cierto sentido, la confusión de la multitud era comprensible. Los seres humanos generalmente adquieren conocimientos de varios maestros y experiencias a medida que crecen. Jesús tuvo la experiencia humana de crecer (ver día 24), pero también fue la Segunda Persona de la Trinidad y, por lo tanto, omnisciente. Cuando reclamó la autoridad divina, fue completamente apropiado (v. 16), pero lo denominaron como “endemoniado” y “loco de remate” (v. 20; Juan 10:18–20). Como en el caso de Pablo (ver el estudio de ayer), las expectativas de la gente eran limitadas y orgullosas. Un Mesías que sufría y tenía autoridad al mismo tiempo no encajaba en su expectativa. Eran espiritualmente ciegos y no entendieron que Jesús era completamente hombre y completamente Dios.

Jesús explicó que Su enseñanza venía directamente del Padre, no de un rabino (v. 16). Solo las personas que respondieran con fe y obediencia podrían reconocer esto (v. 17). La verdad de Su enseñanza fue validada aún más por el hecho de que buscó la gloria del Padre (v. 18). La enseñanza de Cristo confundió así las expectativas humanas. Debemos esperar que el aprendizaje piadoso haga lo mismo.

  • Los educadores nos dicen que si escribes las cosas, las recuerdas. Tomar notas puede ayudarte a aprender. Considera tomar notas en la aplicación de Hoy en la Palabra o lleva un diario escrito, un registro personal de lo que Dios te está enseñando.

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Diciembre 31 Febrero 1>