This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners TITW- Spanish Banners TITW- Spanish

Aprendizaje humano y sabiduría divina

4 de enero del 2022 | Isaías 44:24–28

Eliseo y el que le servía se despertaron una mañana y encontraron su ciudad rodeada por un impresionante ejército enemigo (2 Reyes 6:15–17). “¡Ay, mi señor! ¿Qué vamos a hacer?” gritó el sirviente. “No tengas miedo”, respondió el profeta. “Los que están con nosotros son más que ellos”. Entonces el Señor abrió los ojos del hombre. Vio un ejército sobrenatural de “caballos y de carros de fuego alrededor de Eliseo”. Estaban perfectamente a salvo en las manos de Dios.

Lo que nuestra vista humana ordinaria puede percibir es muy diferente de lo que ve Dios. De la misma manera, el aprendizaje humano es bastante diferente a la sabiduría de Dios. La lección aquí no es evitar todo aprendizaje humano (Salomón no lo hizo) sino aprender en sumisión al Creador.

Las verdades de la revelación general están disponibles para todos, por lo que los incrédulos son capaces de ciertos tipos de conocimiento. Sin embargo, el aprendizaje meramente humano está corrompido por el pecado y tiende a encontrarse en oposición a Dios. Por eso “hago retroceder a los sabios y convierto su sabiduría en necedad” (v. 25). El conocimiento humano en sí mismo es orgulloso y erróneo: dejar a Dios fuera del cuadro es un gran error. Tal aprendizaje no se rinde al Señor, por lo que debe ser derrocado o probado equivocado.

En las Escrituras, aprendemos que nuestras expectativas humanas a menudo se anulan o se invierten. En el Éxodo, por ejemplo, Dios hizo que una raza esclavizada pusiera de rodillas a una superpotencia mundial. Jesús enseñó que los últimos serán los primeros, y Él mismo fue la piedra desechada que se convirtió en la Piedra Angular (Lucas 13:30; 20:17).

¿Por qué la ciencia humana debe someterse al Señor? Porque nos creó como individuos y al mundo como un todo (v. 24). Es todopoderoso, completamente veraz y conoce el futuro (vv. 25–26). Y Él es el gobernante soberano sobre la naturaleza y las naciones (vv. 27–28).

  • Nuestro aprendizaje humano solo puede llevarnos tan lejos. Necesitamos un aprendizaje piadoso. Todo lo que aprendemos o logramos debe ser sometido a Dios, cuyo conocimiento supera con creces cualquier cosa que podamos lograr.

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Diciembre 31 Febrero 1>