This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners TITW- Spanish Banners TITW- Spanish

Aprender a seguir a Jesucristo

28 de enero del 2022 | Mateo 9:9–13

La obra maestra de Caravaggio La vocación de San Mateo describe a Mateo como un hombre mayor que se dedica a contar el dinero de su recaudación de impuestos. Se acaba de dar cuenta de que Jesús lo está convocando para que se convierta en Su discípulo, y se señala a sí mismo como diciendo: “¿Quién, yo?” Su rostro, sobre el que se centra la pintura, refleja sorpresa y despertar espiritual.

No sabemos cómo el mismo Mateo habría pintado esta escena, pero conocemos la historia en sus propias palabras directamente de su Evangelio. Presentó este episodio como una especie de modelo de lo que significa desechar la vida anterior, separarse del mundo y, en cambio, seguir a Jesús. Habiendo estado en Capernaum por algún tiempo, lo más probable es que Jesús y Mateo ya se conocieran. El llamado de Jesús fue probablemente el clímax de una relación creciente (v. 9). Los cobradores de impuestos eran vistos por sus compañeros judíos como colaboradores romanos o incluso como traidores. También eran corruptos. El hecho de que Jesús llamara a un recaudador de impuestos para que se uniera a Sus discípulos elegidos rompió una serie de tabúes sociales.

El instinto inmediato de Mateo fue compartir las buenas nuevas con sus amigos, quienes por supuesto eran otros recaudadores de impuestos (v. 10). Sin duda, esto provocó la ira de los fariseos que condenaron a Jesús por compartir la comida y la comunión con estos marginados sociales, como si fueran amigos íntimos (v. 11). La respuesta clásica de Jesús señala que, así como son los enfermos los que necesitan un médico, son los pecadores los que necesitan un Salvador (vv. 12–13). Este es el primer paso para comprender el evangelio: reconocerse a sí mismo como un pecador espiritualmente muerto.

Jesús también dijo audazmente a los fariseos que fueran y aprendieran Oseas 6:6: “Lo que pido de ustedes es amor y no sacrificios”. Necesitaban abandonar su orgullo y su “experiencia” y aprender el amoroso corazón de Dios, como se ve a lo largo del Antiguo Testamento y aquí en la elección de Mateo por Jesús.

  • ¿Conoces a pecadores que necesiten un Salvador? Si es así, ora para tener la oportunidad de compartir el evangelio con ellos esta semana. Si no es así, ora por un nuevo amigo.

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Diciembre 31 Febrero 1>