This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners TITW- Spanish Banners TITW- Spanish

Aprender a ser el pueblo de Dios

12 de enero del 2022 | Deuteronomio 31:9–13

La frase Sola Scriptura significa “Escritura sola”. Este fue uno de los principios fundamentales de la Reforma Protestante. Los reformadores creían que la tradición de la iglesia había sido elevada erróneamente a la misma posición que la Palabra de Dios. En cambio, la Biblia debería tener autoridad sobre la iglesia.

De la misma manera, las Escrituras debían estar en el centro de la vida nacional de Israel. Seguir la Torá (o el Pentateuco, es decir, los primeros cinco libros de la Biblia) fue uno de los factores distintivos para los israelitas como pueblo elegido de Dios (Éxodo 19:6). Como comunidad y como individuos, debían comprometerse a obedecer la Ley de Dios. Aprenderían a hacerlo juntos, en comunidad.

Tiene sentido, entonces, que una de las tradiciones clave fuera la lectura pública en voz alta de la Ley (Deuteronomio 31:11). Estas lecturas fueron acompañadas por enseñanzas expositivas de los sacerdotes y levitas. También se colocó una copia oficial de la Torá en el Arca del Pacto, un símbolo de la presencia de Dios en medio de Israel (v. 9).          

Estas lecturas públicas debían tener lugar cada siete años, durante la Fiesta de los Tabernáculos, una fiesta de la cosecha que se realizaba en septiembre u octubre y también conmemoraba el Éxodo (v. 10). Las deudas debían cancelarse ese año, una medida práctica para mantener la pobreza bajo control (Deuteronomio 15:7–11). Todos debían ser incluidos: hombres, mujeres, niños, incluso los extranjeros residentes (Deuteronomio 31:12). La participación de los niños fue particularmente importante para transmitir las Escrituras a la siguiente generación (v. 13). El propósito era “para que escuchen y aprendan a temer al Señor tu Dios, y obedezcan fielmente todas las palabras de esta ley” (v. 12).

El mismo propósito es válido para nosotros hoy. Debemos aprender no solo individualmente sino también como comunidad, ¡esa es la iglesia! (Hebreos 10:24–25). Cuando nos reunimos, en cualquier tradición, nuestra adoración debe centrarse en la Palabra de Dios.

  • ¿Está la Palabra de Dios al frente y al centro de tu iglesia? ¿Cómo puedes ayudar a transmitir el respeto de la Palabra de Dios a la próxima generación? Tal vez Dios te esté guiando a ser voluntario en el ministerio juvenil o infantil de tu iglesia.

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Enero | Hoy en la palabra

D L M M J V S
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
< Diciembre 31 Febrero 1>