This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy En La Palabra TITW-Spanish, Hoy En La Palabra

La esperanza de la resurrección

30 de diciembre del 2021 | 1 Corintios 15:20–34

Vivimos en una cultura que rechaza la idea de la muerte. Muchos de nosotros gastamos mucho dinero y esfuerzo tratando de evitar la muerte, desde las dietas hasta el ejercicio y la atención médica. El miedo a la muerte es un poderoso motivador.

En la lectura de hoy, el apóstol Pablo describe uno de los dones más notables que hemos recibido por medio de Cristo. ¡Jesucristo reclamó la victoria final sobre la muerte (v. 26)! Una de las creencias fundamentales del cristianismo es que Jesucristo se levantó de entre los muertos. Esta es una afirmación impresionante. Jesucristo murió luego, tres días después, resucitó física y corporalmente. La tumba no pudo retenerlo. Pablo señala que la derrota de la muerte fue una buena noticia no solo para Jesucristo, también es una buena noticia para nosotros. La resurrección de Cristo confirmó todo lo que había dicho. Es el Hijo de Dios que vino a quitar el pecado del mundo.

La resurrección de Jesucristo también se describe como las "primicias de los que durmieron" (v. 20). El concepto de primicias proviene del Antiguo Testamento. En la cosecha, Israel había sido instruido para ofrecer las primicias de sus cosechas al Señor (Levítico 23:9–14). Estas primicias fueron simplemente la primera parte de su cosecha mucho mayor. Retendrían esa primera porción y la reservarían para Dios. Lo mismo ocurre con Jesucristo. Resucitó de entre los muertos, pero esa resurrección fue solo el comienzo. Cuando regrese, todos los que “le pertenecen” también serán resucitados de entre los muertos (v. 23).

Una parte desconcertante de este pasaje son las preguntas de Pablo relacionadas con el bautismo de los muertos (v. 29). Los eruditos han debatido durante mucho tiempo lo que Pablo quiere decir con esto. Ciertamente, Pablo y los corintios sabían de lo que estaba hablando, pero hoy es difícil para nosotros reconstruirlo.

  • La Biblia enseña que las personas se salvan mediante la fe personal en Cristo (Juan 3:18; 14: 6). Como creyentes, podemos saber con certeza que nuestra muerte física no es el final. Esto es posible gracias a la muerte y resurrección de Jesucristo. La esperanza de la vida eterna es el regalo más precioso de todos.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Diciembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
< Noviembre 30 Enero 1>