This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy En La Palabra TITW-Spanish, Hoy En La Palabra

Primer regalo: una promesa cumplida

2 de diciembre del 2021 | Génesis 3:1–15

Mi esposa y yo tratamos de tener cuidado con lo que prometemos a nuestros hijos. Se trata de algo más que ser fieles a nuestra palabra. Es un factor clave para crear y fomentar la confianza. Una de las cualidades más asombrosas de Dios es que siempre cumple Sus promesas. Esta semana, nos centraremos en el primer regalo que recibimos a través de la venida de Jesucristo: el regalo de las promesas de Dios hechas y cumplidas.

La lectura de hoy detalla el primer episodio de la trágica historia de la desobediencia humana a Dios. Dios creó un mundo bueno para los portadores de Su imagen. Les proporcionó comida y trabajo significativo (Génesis 2:15). También dio una advertencia específica, “pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás” (Génesis 2:17).

En este paraíso entró una serpiente astuta, Satanás disfrazado, quien convenció a la mujer de que cuestionara el mandato de Dios y Sus motivos (Génesis 3:1–4). Tanto la mujer como el hombre desobedecieron a sabiendas el mandato de Dios y decidieron comer del árbol (v. 6). Cuando Dios los confrontó, juzgó a los tres. Pero Dios también proporcionó un rayo de esperanza. Le dijo a la serpiente: “Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la de ella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón” (3:15). Dios indicó que habría un conflicto continuo entre la descendencia de la mujer y la serpiente, pero que a través de sus descendientes vendría la victoria. Esta promesa se aclara en el resto del Antiguo Testamento y se cumple con el nacimiento de Cristo (Gálatas 4:4).

  • Es fácil romper nuestras promesas. A menudo no cumplimos con lo que decimos. Dios, por otro lado, nunca rompe Sus promesas. Lo que le prometió a Eva ese día se convirtió en verdad a través de Jesucristo. Puedes confiar en que Él cumplirá Su palabra.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Diciembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
< Noviembre 30 Enero 1>