This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy En La Palabra TITW-Spanish, Hoy En La Palabra

El regalo de la adopción

19 de diciembre del 2021 | Gálatas 3:26–4:7

Amigos nuestros sirvieron como padres adoptivos de una niña durante varios meses cuando recibieron la oportunidad de adoptarla. El proceso fue largo y emocionalmente agotador. Sabían que, en cualquier momento, la madre biológica podría cambiar de opinión o podrían descubrir que no se había llenado algún papeleo correctamente. El día en que su adopción se hizo oficial estuvo lleno de alivio y gran celebración. Esta niña ahora era oficialmente parte de su familia.

En la lectura de hoy, Pablo describe un gran cambio de estatus que ocurre para cada persona que pone su fe en Jesucristo. Cuando aceptas a Jesucristo como tu Salvador, te conviertes en “hijos de Dios por la fe” (Gálatas 3:26). ¡Eres adoptado en la familia (4:5)!

Uno de los actos clave para conmemorar este importante cambio es el bautismo de los creyentes. En la iglesia primitiva, los candidatos al bautismo se sumergían en agua. Cuando salieran, se les daría ropa nueva para vestir. Pablo puede estar haciendo referencia a esto en el versículo 27, donde declara que los que fueron bautizados en Cristo “se han revestido de Cristo”.

Como hijos e hijas adoptivos de Dios, nos ponemos estas “ropas nuevas” para simbolizar nuestra nueva identidad. El bautismo es un exterior símbolo de esta transformación interior, y se hace aún más claro como aprendemos nuevos hábitos y prácticas. ¡Qué privilegio ser adoptado por Dios! La imagen de Dios como nuestro Padre habla de Su relación personal e íntima con nosotros. Como Pablo lo expresa elocuentemente: “Porque sois sus hijos, Dios envió el Espíritu de su Hijo a nuestros corazones, el Espíritu que clama: 'Abba, Padre'” (4:6).

  • Mis tres hijos saben que pueden visitarme en cualquier momento, y lo haré responder. Tienen ese derecho porque son mis hijos. Lo mismo es cierto en nuestra relación con Dios. Podemos invocarlo como nuestro Padre, confiando en que Él se preocupa. ¡Qué regalo tan maravilloso!

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Diciembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
< Noviembre 30 Enero 1>