This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy En La Palabra TITW-Spanish, Hoy En La Palabra

La mente de Cristo

12 de diciembre del 2021 | Filipenses 2:1–11

En el mundo de hoy, el orgullo puede ser un gran problema. Las redes sociales magnifican esta debilidad humana común al animarnos a todos a publicar sobre nuestros logros para que todos los vean. Se nos anima a trabajar para llamar la atención de los demás. Nosotros celebramos personas que se hacen conocidas por su gran cantidad de seguidores.

El apóstol Pablo sabía cuán destructivo podía ser el orgullo. Si no se controla, podría provocar divisiones en la iglesia. Entonces, animó al pueblo de Dios: “No hagas nada por ambición egoísta o vanidad. Más bien, con humildad valoren a los demás por encima de ustedes mismos” (v. 3). Para ilustrar esto, señaló a sus lectores el mejor ejemplo que podían seguir. “En la relación entre ustedes”, aconsejó Pablo, “tengan la misma mentalidad que Cristo Jesús” (v. 5).

Jesucristo era completamente Dios. Pero en lugar de explotar sus derechos como Dios, se humilló asumiendo una naturaleza humana (vv. 6–7). Cuando vino al mundo, no vino como rey ni como un líder militar poderoso. En cambio, encarnó “la naturaleza misma de un siervo” (v. 7).

Incluso la forma en que Jesucristo murió estuvo marcada por la humildad. La crucifixión no solo fue una muerte dolorosa, sino también humillante. Esto fue lo peor parte de la sentencia de crucifixión para los antiguos. En una cultura de honor / vergüenza, no había mayor vergüenza que ser desnudado públicamente y clavado en una cruz al costado de la carretera. Sin embargo, Jesucristo sufrió todo esto por nosotros. Este tipo de humildad, de poner a los demás por delante de nosotros, es un modelo a seguir.

  • ¿Cómo imitar la humildad de Jesucristo? La noche en que fue traicionado, Jesucristo lavó los pies de sus discípulos en un acto de humildad (Juan 13:2–4). Al hacer esto, dio el ejemplo de cómo debemos tratarnos unos a otros (Juan 13:15). Considera cómo puedes tener la mentalidad de Jesucristo hoy.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Diciembre | Hoy en la palabra

D L M M J V S
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
< Noviembre 30 Enero 1>