This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Hoy en la palabra Hoy en la palabra

Yo los redimiré

30 de Agosto del 2021 | Oseas 13:12–16

A lo largo de los siglos, la muerte se ha descrito de muchas formas. William Shakespeare imaginó la muerte como un árbol del que todavía cuelgan unas pocas hojas amarillas, hasta que caen. Emily Dickinson personificó la muerte como un hombre en un carruaje que viene por ella. Alfred Lord Tennyson describió la muerte como un barco que sale a la mar.

Ayer leímos acerca de los ataques violentos del león, el leopardo y el oso cuando Dios desató su ira sobre la gente (13:7–11). En el pasaje de hoy, Oseas describió la muerte de Israel con tres metáforas más. Primero, se describe a Israel como un bebé en medio del proceso de dar a luz (v. 13). Cuando llegan las contracciones, este tonto bebé no entra en el canal de parto. Como este niño, Israel imprudentemente se aferró a su pecado y se negó a elegir la vida.

En la segunda metáfora, se describe a Israel como una tierra fértil con pozos de agua y depósitos de alimentos. Entonces, Dios envió un viento cálido del desierto para secar todo. La comida fue robada y la nación quedó desamparada. La tercera metáfora es la más gráfica. El Comentario Bíblico Moody: Antiguo Testamento explica: “El viento del este también representa la invasión de Asiria, que saquearía el tesoro de Israel y asesinaría violentamente a sus mujeres embarazadas y niños (9:12). El pueblo de Dios caería ante sus enemigos, muriendo a espada”.

Pero incluso este pasaje no está desprovisto de esperanza. Justo a la mitad, Dios hizo una pausa para recordarle a la gente que los rescataría. Él podría redimir y aún lo haría (v. 14). Incluso esta matanza no sería permanente ya que el amor de Dios es eterno y Su dominio es incluso sobre la muerte. El apóstol Pablo citó el versículo 14 en su capítulo sobre la resurrección (1 Corintios 15:55), conectando esta profecía del Antiguo Testamento con la resurrección de Cristo. Dios finalmente derrotará tanto al pecado como a la muerte.

  • Este pasaje puede resultar desalentador, pero contiene la promesa de que no importa la oscuridad que enfrentemos en esta vida, Dios tiene poder sobre la muerte. Nos da esperanza para hoy y para la eternidad.

 

Kelli Worrall

 

 

 

POR KELLI WORRALL

 
      Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Agosto | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Julio 31 Septiembre 1>