This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Hoy en la palabra Hoy en la palabra

Rechazar el arrepentimiento

24 de Agosto del 2021 | Oseas 11:5–7

Un comediante describió la vida con niños pequeños que están decididos a desobedecer instrucciones. “Las personas sin hijos NO TIENEN IDEA de lo que es”, bromea. “Las situaciones que ni siquiera consideras situaciones se volverán casi imposibles (como salir de casa)”. Todos los días, dice que su hijo mayor no se pone los zapatos mientras que el menor se niega incluso a bajar las escaleras. “¡Diario!” se lamenta. “¡Todos los días!”

Habiendo leído sobre el amor de Dios por Su pueblo elegido (Su “hijo”), podríamos esperar escuchar en el pasaje de hoy de su relación de obediencia y cuidado. En cambio, Oseas 11: 5–7 describe el regreso de Israel al cautiverio en Egipto y Asiria (v. 5). Dios se lamentó de que perderían su tierra a causa de la espada. Las puertas de sus ciudades serían destruidas. Y sus orgullosos planes llegarían a su fin (v. 6). ¿Por qué? Porque decidieron apartarse de Dios (v. 7). Se negaron a arrepentirse (v. 5). Ambos verbos indican una rebelión obstinada. Israel no había caído simplemente en malos hábitos. Habían clavado los talones en desafío.

El pasaje de hoy brinda la oportunidad de hablar sobre el arrepentimiento bíblico. ¿Cómo debería ser? David ofrece un buen ejemplo. Después de su pecado con Betsabé (2 Samuel 11), David fue confrontado por un profeta, Natán (2 Samuel 12). Pero en lugar de reaccionar en desafío, David reconoció su pecado y escribió el Salmo 51, un modelo para el corazón arrepentido.

En el Salmo 51, encontramos la desgarradora confesión de David. Primero, David reconoció su maldad (v. 3). En segundo lugar, entendió cómo sus acciones lo separaban de Dios (v. 4). En tercer lugar, asumió responsabilidad y pidió sabiduría para seguir adelante justamente (v. 6). Y cuarto, le pidió a Dios que limpiara su corazón, le devolviera su gozo y restaurara su intimidad.

  • ¿Qué arrepentimiento se requiere en tu vida en este momento? Dedica algún tiempo a examinar tu propio corazón. ¿Es necesario arrepentirte? Lee el Salmo 51 antes de orar hoy.

 

Kelli Worrall

 

 

 

POR KELLI WORRALL

 
      Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Agosto | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Julio 31 Septiembre 1>