This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Hoy en la palabra Hoy en la palabra

Fallar el blanco

17 de Agosto del 2021 | Oseas 7:13–1

Crecí escuchando “pecado” definido como “fallar el blanco”. La voluntad de Dios y la ley fueron el objetivo de nuestro comportamiento, un objetivo que ninguno de nosotros alcanzará perfectamente de este lado del cielo. Esa imagen concreta de una flecha que se queda corta o que cae fuera del centro fue útil cuando era niño.

Oseas 7:13–16 se lee como un lamento culminante y acumulativo de Dios por los pecados de Su pueblo. Lloró porque su muerte estaba cerca. Por todas las razones expuestas hasta ahora, Dios pronunció ay de ellos porque se habían descarriado. Les profetizó destrucción porque se habían rebelado. Aún así, al final del versículo 13, Dios expresa un anhelo desgarrador de redimir, pero la gente respondió con más mentiras.

En los versículos 14–16, Dios lamenta una nación que clamaría por Baal y se complacería en banquetes de fertilidad cultuales mientras le daban la espalda. Si bien habían recibido la guía y la fuerza de Dios cuando la necesitaban, ahora tramaban el mal contra Su nombre (v. 15). En un pequeño giro de ironía, Dios describió a Israel como un “arco defectuoso” (v. 16). Ciertamente habían “fallado el blanco” de muchas maneras. Y como parte de su castigo, “en la tierra de Egipto, se burlarán de ellos” (v. 16).

“Egipto”, como se usa aquí, puede representar a Asiria específicamente o a todos los gentiles de manera más general. Pero independientemente, advirtió Dios, Israel se convertiría en un hazmerreír ya que la salvación de Dios del Éxodo se revertiría y el cautiverio vendría nuevamente. No se necesita mucha imaginación para considerar lo que Dios podría estar lamentando por nuestro mundo hoy. Nuestros dioses falsos pueden ser diferentes, pero nuestra inclinación por la idolatría no la es. Como Israel, le hemos dado la espalda a Dios y ni siquiera nos damos cuenta de que hemos pecado.

  • En una cultura que no se aferra a absolutos morales, el único “mal” es creer que existe un estándar único divino para “lo correcto”. ¿Cómo se puede hablar del pecado con quienes no creen que existe?

 

Kelli Worrall

 

 

 

POR KELLI WORRALL

 
      Kelli Worrall es profesora de comunicación y catedrática en el departamento de Música, Artes y Medios del Instituto Bíblico Moody. Es autora de dos libros, uno junto a su esposo Peter. Es graduada de Cedarville University (BA), con estudios de postgrado enTrinity Evangelical Divinity School (MRE) y Roosevelt University (MFA). Ella y su esposo son conferencistas regulares en eventos y retiros. Viven en el noroeste de Illinois con sus dos hijos.  


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Agosto | Hoy en la palabra

D L M M J V S
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        
< Julio 31 Septiembre 1>