This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, August Banners Spanish TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, August Banners Spanish

¿Quién es cómo Tú?

9 de agosto del 2022 | 2 Samuel 7:18–29

Muchas personas luchan con la pregunta: “¿Por qué hay tanto mal y sufrimiento en el mundo?” Igual de desconcertante es la pregunta opuesta: “¿Por qué hay tanto gozo y tanta maravilla en el mundo?” Dado que la Biblia enseña que todos pecaron y están bajo el juicio de Dios (Romanos 3:23), esta segunda pregunta es en realidad más difícil.

David inicialmente había pedido construir un templo para el Señor. Dios no permitió que David hiciera esto. En cambio, esa tarea recaería en el hijo de David. Dios también hizo algunas promesas sorprendentes en respuesta a la solicitud de David. Prometió que el linaje de David duraría para siempre (2 Samuel 7:16), una promesa que presagiaba la venida del Mesías, Jesús.

La respuesta inicial de David fue ir al tabernáculo y sentarse (v. 18). Eugene Peterson observa: “Este puede ser el acto más crítico que David jamás haya hecho. . . . Se baja del asiento del conductor y deliberadamente se coloca en oración ante Dios el rey”. David está lleno de maravilla y asombro: “SEÑOR y Dios, ¿quién soy yo, y qué es mi familia, para que me hayas hecho llegar tan lejos?” (v. 18). La humildad y la gratitud modeladas aquí por David son respuestas apropiadas para aquellos que experimentan la gracia de Dios.

David no solo se había sentido humillado por esta experiencia, sino que su visión de Dios se había ampliado. Él proclama: “No hay nadie como tú . . . aparte de ti no hay Dios” (v. 22). Dios fue lo suficientemente poderoso para redimir a Israel de Egipto. Fue lo suficientemente poderoso para cumplir la promesa que le hizo a David.

  • La oración de David nos muestra de dónde viene la esperanza. No proviene de creer en nuestra propia competencia o valor, sino de confiar en las promesas de un Dios todopoderoso y omnisciente. Basado en las promesas de Dios, David puede acercarse a Dios con valentía en gozosa adoración (v. 27). Tómate unos momentos y reflexiona sobre cómo has visto la gracia de Dios en tu vida.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Agosto | Hoy en la palabra

D L M M J V S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
< Julio 31