This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, August Banners Spanish TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, August Banners Spanish

La solemne promesa divina

8 de agosto del 2022 | 2 Samuel 7:1–17

¿Alguna vez has escuchado a los cristianos decir que lo que hacen es para el reino? Sin embargo, es interesante que la Biblia nunca usa tal lenguaje. La Biblia habla de esperar el reino, buscarlo, heredarlo y recibirlo. El Evangelio es lo que Dios ha hecho por nosotros, no lo que nosotros hacemos por Dios.

David había llegado a la cima de su carrera. Israel estaba unido. David tenía una nueva ciudad capital y paz de sus enemigos (v. 1), por lo que sus pensamientos se dirigieron a lo que podía hacer por Dios. Le dijo al profeta Natán de su deseo de construir un templo (v. 2). Inmediatamente Natán le dio un permiso de construcción divino sin detenerse a orar (v. 3). A veces lo que queremos hacer parece tan natural y correcto que la oración no parece necesaria.

Pero Dios vino a Natán esa noche con un mensaje para David. Retiró el permiso de construcción. No había pedido una casa. Ciertamente no necesitaba un líder que él designara para edificarla (v. 7). Dios le recordó a David cómo lo había llevado de pastorcillo a la realeza (v. 8). El éxito de David se debió a Dios (v. 9). Dios hizo tres promesas significativas a David. Primero, Dios engrandecería el nombre de David (v. 9). Este es lenguaje del pacto de Dios con Abraham (Génesis 12:1–3). La promesa de Dios a Abraham se cumpliría a través de David y sus descendientes.

Segundo, Dios le daría a David una dinastía. Su descendencia gobernaría después de él y construiría un templo (2 Samuel 7:13). Tercero, la dinastía de David duraría para siempre (v. 16). Si un hijo de David pecaba, sería juzgado; pero Dios finalmente no rechazaría la línea de David. Esta última promesa brindó esperanza para un futuro rey davídico, el Mesías, una promesa cumplida en Jesús (Lucas 1:31–33; Hechos 2:30–36; Romanos 1:3).

  • ¿Tus planes a veces se adelantan a la voluntad de Dios para ti? Hoy, lleva tus planes a Dios en oración. Sostenlos con la mano abierta y dispuesto a seguir la dirección de Dios.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Agosto | Hoy en la palabra

D L M M J V S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
< Julio 31