This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, August Banners Spanish TITW-Spanish, Hoy en la Palabra, Radio Moody, Julio 2022, August Banners Spanish

El juicio de Dios

1 de agosto del 2022 | 2 Samuel 1:1–16

En la cultura contemporánea, tenemos una relación de amor/odio con las celebridades. Por un lado, nos fascinan las estrellas de cine, los cantantes y los influencers de las redes sociales. Sin embargo, también nos encanta verlos fracasar. Las noticias del escándalo se propagan rápidamente, a menudo con un tono de júbilo por la muerte de la persona.

Este mes comenzamos un estudio del segundo libro de Samuel. El libro comienza con una tragedia, registrando la caída del rey Saúl. Saúl se había negado a obedecer al Señor, y Dios lo había rechazado como rey (1 Samuel 15:26). Este juicio se realizó en una batalla contra los filisteos en el monte Guilboa (1 Samuel 31:1–13).

Al comenzar 2 de Samuel, nosotros (los lectores) sabemos que Saúl está muerto. David, sin embargo, no lo sabe. Huyendo del rey Saúl, David vivía en el exilio. Acababa de regresar de atacar a una banda de amalecitas que atacaron su campamento y capturaron a muchos miembros de su familia (1 Samuel 30:1–30). Tres días después de que David rescató a su familia, llegó un mensajero y le dio la noticia a David: Israel había sido derrotado en la batalla y Saúl y Jonatán estaban muertos.

¿Cómo respondería David? Después de todo, Saúl había estado tratando de matarlo. Además, Dios había prometido que David algún día sería rey de Israel. Podríamos suponer que David se regocijaría que su enemigo había perecido. Pero David hace lo contrario. Inmediatamente se rasgó la ropa en señal de dolor (2 Samuel 1:11). Ver el juicio de Dios implementado sobre alguien no era motivo de alegría.

David respetó la unción de Dios sobre Saúl y se negó a matarlo en varias ocasiones cuando tuvo la oportunidad (ver 1 Samuel 24:4–7). Ahora que Saúl había muerto, David se lamentó no solo por la pérdida de Israel, sino también por el trágico final de Saúl.

  • Con demasiada frecuencia escuchamos noticias de líderes de la iglesia que están siendo descalificados para el ministerio por algún pecado o escándalo en su vida. Estos eventos deberían llevarnos a lamentar el impacto del pecado y recordarnos que debemos tener cuidado con el efecto del pecado en nuestras propias vidas.

 

 

 

 

POR RYAN COOK

 
     
Ryan Cook es profesor asociado de Antiguo Testamento y Hebreo en Moody Theological Seminary. Ha trabajado en el campo de la educación cristiana y fue pastor en Michigan durante siete años. Ryan, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.
 

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Agosto | Hoy en la palabra

D L M M J V S
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
< Julio 31