This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


Salomón ora en el Templo

11 de abril de 2021 | 1 Reyes 8:22–53

No hay nada como completar un gran proyecto, ya sea la renovación de una casa o una comida que te toma todo el día. La sensación de logro es satisfactoria. Eso es lo que experimentaron Salomón y los israelitas cuando colocaron el último ladrillo en el proyecto del Templo. Los altares se hicieron en todos los lugares correctos. El arca estaba perfectamente colocada en el lugar santísimo. Lo único que faltaba era la oración de dedicación de Salomón a Jehová.

En nuestro texto de hoy, Salomón comienza reconociendo lo incomparable que es el Señor y Su fidelidad (vv. 23–26). En su oración, enfatiza el poder y la magnitud de Dios. Los israelitas construyeron un Templo para Jehová, pero no existe una estructura hecha por humanos que pueda contener la grandeza de Dios (v. 27). Aun así, Salomón ora para que los oídos y los ojos del Señor reciban las súplicas del pueblo (vv. 28–30).

Salomón intercede en nombre de la nación y reitera su relación con el Señor. Jehová actuaría como árbitro de las disputas entre vecinos (vv. 31–32). Él sería aquel a quien pedirían misericordia cuando la nación pecara y fuera derrotada en la batalla o se les presentaran otras atrocidades (vv. 33–37). Incluso mientras celebraba ese magnífico Templo, la oración de Salomón enfatizó la necesidad del perdón. Ora por la relación de Israel con el pueblo no judío (vv. 41–45), con una advertencia que presagia el exilio futuro (vv. 45–49).

Aunque el Templo fue construido por manos humanas, Jehová fue el arquitecto principal. La oración de Salomón le recordó a su pueblo que todos habían pecado contra Dios (vv. 35, 46–49). La buena noticia es que Dios no solo perdona los pecados, sino que se deleita en vivir con Su pueblo (v. 50).

  • Cuando ores con otras personas, asegúrate de que tu corazón, mente y alma estén haciendo eco de las palabras que se pronuncian. El Señor te ve y te escucha, incluso si no eres tú quien habla.

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

   

El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Abril | Hoy en la palabra

             
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
< Marzo 31 Mayo 1 >

Radio Moody Entre Amigos