This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


La oración de David (Parte 2)

9 de abril de 2021 | 1 Crónicas 29:14–20

En su libro Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, Stephen Covey les dice a las personas que imaginen lo que quieren que se diga en su funeral. Cuando pensamos en cómo queremos que nos recuerden, debemos comenzar con el final en mente. ¿Sabías que tu vida moldeará tu legado? La forma en que vivamos determinará cómo la gente nos recordará. Y la forma en que administramos las cosas que Dios nos ha dado influirá en la forma en que las personas piensan de nosotros mucho después de que nos hayamos ido. El rey David nunca leyó el libro de Covey, pero sabía que la vida que llevaba daría forma a su legado. No es de extrañar, entonces, que en una de sus últimas oraciones declara ante el Señor que todo viene directamente de Dios.

David reconoció que toda la riqueza que los israelitas pudieron proveer para la construcción del Templo en realidad provenía de las manos de Dios (vv. 14, 16). Este sentimiento fuerte y humilde es la base de la mayordomía bíblica. A través de la oración de David, le enseña a su hijo, a su pueblo y a nosotros que Dios es más que generoso. La respuesta correcta de nuestra parte es ser generosos. David también le recuerda a su pueblo que, aunque vivían en la tierra, todavía eran “extranjeros y extraños”, y que el único derecho a la tierra era a través de la provisión y la soberanía de Dios. David dijo que en el corazón de la generosidad debe haber integridad y honestidad. Para él, el motivo dictaba la moción (v. 17).

David concluye llegando al meollo del asunto, que en última instancia es un asunto del corazón. Pidió que el Señor ayudara a que el corazón de su hijo y el de los israelitas no se dirigiera siempre a Jehová.

  • Mira tu vida y pregunta: “¿Qué es mío y qué es del Señor?” Mientras reflexionas, espero que llegues a la misma conclusión a la que llegó David, que todo proviene del Señor.

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

   

El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Abril | Hoy en la palabra

             
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
< Marzo 31 Mayo 1 >

Radio Moody Entre Amigos