This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.


David pide perdón

17 de abril de 2021 | Salmo 39

El silencio puede ser una virtud. Pero a veces, Dios nos da oportunidades para hablar la verdad, y debemos tener cuidado de no descuidar la apertura para hacer una diferencia significativa. En nuestro texto de hoy, David guardó silencio cuando debería haber hablado. Su angustia aumentó al darse cuenta de que no decía nada bueno: “Guardé silencio, me mantuve callado” (v. 2). En los primeros tres versículos de esta oración, David confiesa su pecado de silencio (vv. 2–3). No se sabe exactamente qué, cuándo y a quién debería haber hablado, pero claramente perdió la oportunidad de decir la verdad de Dios.

David se da cuenta de que las oportunidades de hablar la verdad son preciosas. La vida es fugaz y corta (v. 4). En el Nuevo Testamento, Santiago escribe que “son como la niebla, que aparece por un momento y luego se desvanece” (Santiago 4:14). David era consciente de que la vida en este mundo es corta y debemos aprovechar al máximo cada oportunidad. El propósito de la vida no es apresurarse o ganar riquezas, sino estar comprometido con el Señor (Salmos 39:6).

David ora pidiendo arrepentimiento y admite su pecado. Él puso su esperanza en Dios para la liberación de sus transgresiones y afirmó la necesidad de la corrección de Dios (vv. 7–11). La oración de David consiste tanto en su confesión de pecado como en su deseo por la esperanza que solo se puede encontrar en el Señor. Está tan avergonzado, con “su llanto”, que no puede imaginarse estar en la presencia de Dios (vv. 12–13). Sin embargo, si lees el Salmo 40 con anticipación, verás que Dios respondió a la oración de David, que incluía la promesa del único y verdadero Libertador.

  • ¿Ha habido ocasiones en las que permaneciste en silencio cuando deberías haber dicho algo? ¿Quizás notaste una injusticia o un pecado habitual en la vida de alguien y no dijiste nada? Recuerda, esta vida es corta, así que deja que tus palabras hagan la diferencia para Dios.

 

 

POR EL DR. CHRIS RAPPAZINI

   

El Dr. Chris Rappazini es profesor asociado y director de los programas de licenciatura y postgrado en Estudios Pastorales del Instituto Bíblico Moody y del Seminario Teológico Moody. Es el vicepresidente de la Sociedad Evangélica de Homilética. Con anterioridad, fue ministro asociado para la predicación y enseñanza de Southside Christian Church en Spokane, Washington. Chris, su esposa Ashley y sus tres hijos residen en el noroeste de Indiana.


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Abril | Hoy en la palabra

             
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
< marzo 31  

Radio Moody Entre Amigos