This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish

¿Por qué prospera el malvado?

7 de abril del 2022 | Jeremías 12:1–13 

Justo antes de la lectura de hoy, los enemigos en la ciudad natal de Jeremías, Anatot, habían planeado matarlo, pero Dios había revelado Su plan (Jeremías 11:18–23). Sin esta revelación, el profeta habría sido “como un manso cordero que es llevado al matadero” (11:19). Dios prometió castigar severamente a los malhechores.

Jeremías quería justicia inmediata (vv. 1–4). Él preguntó: “¿Por qué prosperan los malvados?” (12:1). Específicamente, se preguntó por qué estos posibles asesinos aún no habían sido castigados. No se trataba de venganza: el profeta quería ver a Dios vindicado. Estos malhechores estaban diciendo que Dios no podía ver. ¿Y, además, pensaron que se estaban saliendo con la suya?

Jeremías también tenía una pregunta más importante. ¿Por qué Dios permitió que los malvados vivieran vidas cómodas? Esa pregunta nos desconcierta todavía hoy. Preguntamos: ¿A Dios le falta poder para hacer justicia? ¿Le falta amor? ¿Es Él indiferente a la bondad? En cierto modo, Jeremías acusaba a Dios de no ser bueno ni justo. Dios parecía dejar que los incrédulos vivieran tranquilos (v. 1). Es como si los malvados fueran un árbol especial del que Dios cuida (exactamente lo contrario del Salmo 1:3).

Dios respondió a Jeremías (Jeremías 12:5–6). Pero respondió con más preguntas. Dios no necesita justificarse a Sí mismo, y Él sabía que Su profeta confiaba en Él a pesar de su frustración. Esencialmente, las preguntas de Dios indican que lo peor iba a suceder. Si la fe de Jeremías no podía esperar por la justicia en este caso, ¿cómo manejaría pruebas aún más difíciles en el futuro?

Estas cosas peores incluirían el juicio venidero sobre Judá (vv. 7–13). Debido a su pecado y rebelión continuos, Dios abandonaría a Su pueblo y Su casa (el templo). Su amor y protección serían retirados. Las cosas empeorarían antes de mejorar.

  • [Lectura ampliada: Jeremías 11–12] El escritor del Salmo 73 tenía sentimientos y dudas similares. Necesitaba volver a aprender la verdad acerca de Dios. ¿Por qué no lees este salmo al concluir tu tiempo devocional de hoy?

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Abril | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
< Marzo 31 Mayo 1 >