This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish

Hundidos en el pecado

4 de abril del 2022 | Jeremías 5:20–31

Ahondar en nuestro pecado es como pelar una cebolla. Nunca terminamos, siempre parece haber otra capa. Y, cuantas más capas se revelan, más reconocemos las profundidades de nuestra pecaminosidad y nuestra incapacidad para ayudarnos a nosotros mismos. Como dijo Jeremías más adelante en el libro: “Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio” (17:9).

Tristemente, el pelado de la cebolla del pecado de Judá por parte de Jeremías no produjo lágrimas de arrepentimiento. Las cosas definitivamente no fueron como deberían haber sido (vv. 21–25). Lo que debió haber estado sucediendo fue asombro, reverencia, miedo, temblor, gratitud y adoración. Así como la naturaleza se mantiene dentro de sus límites divinamente establecidos, la gente debe saber cómo actuar hacia Dios. Pero Judá estaba actuando de manera espiritualmente ciega y sorda, insensata, obstinada y rebelde. “se ha[bía] descarriado” del camino de la justicia (v. 23). Dios había planeado bendecirlos, pero su pecado continuo los estaba privando del bien que Él pretendía (v. 25).

La siguiente capa fue aún peor (vv. 26–29). El simple hecho de rebelarse no fue suficiente para algunos malhechores. Pusieron trampas a los demás. Se hicieron ricos y poderosos a través del engaño y la explotación. En oposición a la justicia bíblica, que busca el bien de los demás, especialmente de los que no tienen poder ni voz (Deuteronomio 10:17–19; Santiago 1:27), solo se preocupaban por sí mismos. “Sus obras de maldad no tienen límite” (v. 28). Ellos merecían el castigo de Dios, de hecho, Dios lo tomó como algo personal: “¿No he de vengarme de semejante nación?” (v. 29).

Otra capa más: ¿qué tan bajo podría llegar? (vv. 30–31). “Espantoso” y “terrible” son las únicas palabras apropiadas. Los profetas dijeron mentiras en lugar de la verdad, los sacerdotes ministraron con su propia autoridad en lugar de la de Dios y, lo que es más terrible, “y a mi pueblo así le gusta” (v. 31 LBLA).

  • [Lectura ampliada: Jeremías 5–6] Los “acomodados y pulcros” de la época de Jeremías no hablaron por los pobres o los huérfanos (v. 28). ¿Qué pasa con nosotros? ¿En qué parte de nuestras vidas estamos defendiendo la justicia bíblica?

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Abril | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
< Marzo 31 Mayo 1 >