This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish

Nuestro Dios reina

28 de abril del 2022 | Jeremías 49:1–6

En una película de los Vengadores, Hulk (el tipo bueno) lucha contra Loki (el tipo malo). Loki grita: “¡Suficiente! . . . Soy un dios, criatura tediosa”, pero Hulk lo golpea en el suelo de todos modos. Mientras se aleja, Hulk sonríe y murmura: “dios insignificante”. Él tenía un punto. Si Loki podía ser maltratado, no era un gran “dios”.

Lo mismo le sucede al dios amonita Molek. Como los moabitas, los amonitas descendían de Lot, sobrino de Abraham. Ambas naciones fueron conquistadas por Babilonia en el 582 a.C. En ese momento, Israel recuperó la tierra que los amonitas les habían arrebatado (vv. 1–2). Las dos profecías de Jeremías acerca de estas dos naciones terminan con la esperanza de restauración (v. 6).

El dios amonita Molek es un sinónimo virtual del mal, debido en parte a la práctica atroz de sacrificio de niños de esa religión. La adoración de Molek fue señalada en la Ley para la pena de muerte (Levítico 20:1–5). Cuando fueran conquistados por los babilonios, Molek y sus sacerdotes serían exiliados (v. 3). “Insignificante dios” de hecho. ¿Qué clase de “dios” no podría proteger a su pueblo? ¡Molek ni siquiera pudo protegerse a sí mismo!

Los amonitas se destacan por confiar en sus riquezas y fuerza militar (v. 4). Cometieron los mismos dos errores que los moabitas; confiaron en sí mismos y en un dios falso. La frase repetida “afirma el SEÑOR” enfatiza su error. ¡Dios estaba en control! El mismo destino esperaba a otras naciones vecinas cuyas profecías están contenidas en este capítulo: Edom (Jeremías 49:7–22); Damasco o Siria (Jeremías 49:23–27); Cedar y Jazor (Jeremías 49:28–33); y Elam (Jeremías 49:34–39). Nadie que se opusiera a Dios ganaría jamás.

  • [Lectura ampliada: Jeremías 49] Puede ser fácil desanimarse por todo lo que sucede en el mundo que nos rodea. Podemos estar tentados a pensar que Dios no se ha dado cuenta. Mientras lees estos juicios, anímate porque Dios tiene el control y no dejará que el pecado quede sin castigo.

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Abril | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
< Marzo 31 Mayo 1 >