This site uses cookies to provide you with more responsive and personalized service and to collect certain information about your use of the site.  You can change your cookie settings through your browser.  If you continue without changing your settings, you agree to our use of cookies.  See our Privacy Policy for more information.

Print.Print
Print Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print
Print.Print
Print

Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish Banners April, Radio Moody 2022, TITW-Spanish

Arrogancia y pretensión

27 de abril del 2022 | Jeremías 48:1–9

Si visitas el Museo Británico de Londres, podrás ver un artefacto arqueológico importante para la lectura de hoy. La estela de Mesha, también conocida como la piedra moabita, fue descubierta en 1868. La piedra data de alrededor del 840 a.C. y celebra las victorias del rey Mesa de Moab sobre el rey Omrí de Israel (1 Reyes 16:23–28). También contiene la referencia extrabíblica más antigua conocida del nombre hebreo de Dios, Yahweh.

Las profecías de hoy se enfocan en dos naciones, Filistea (Jeremías 47) y Moab (Jeremías 48). Los filisteos habían sido enemigos de Israel durante mucho tiempo, mencionados en todo el Antiguo Testamento. Fueron conquistados por Babilonia en el 604 a.C. Los moabitas descendían de Lot, sobrino de Abraham (ver Génesis 19:36–38). Moab fue conquistada por Babilonia en el 582 a.C.

Las imágenes gráficas de la muerte, la destrucción y el exilio pueden ayudarnos a imaginar cómo debe haber sido el asedio, la conquista y el incendio de Jerusalén. El versículo 9, que dice “coloquen una lápida para Moab” es difícil de traducir. Otras traducciones dicen “Dad alas a Moab” para que puedan intentar escapar (no pueden). Todavía otra versión dice: “haced señales a Moab”. No importa cuál sea la correcta, pintan una imagen negativa.

No importa cuán mal se pusieran las cosas, Dios tenía el control. Estos juicios ocurrirían “tal como lo [dijo] el SEÑOR (v. 8). ¡Y por una buena razón! El pueblo de Moab confiaba en sus “obras y riquezas” y en su falso dios Quemós (v. 7), una religión donde se practicaban los sacrificios humanos. Confiaban aún más en sí mismos. Los moabitas habían cometido el pecado del orgullo. Pero incluso con este cuadro sombrío, Dios le dio a Moab una futura esperanza de restauración (v. 47).

  • [Lectura ampliada: Jeremías 47–48] El pecado del orgullo fácilmente puede pasar desapercibido. ¿En qué o en quién estamos confiando? ¿O acaso, con orgullo falso, pensamos que somos dueños de nuestro propio destino? Confiesa este pecado a Dios hoy.

 

Brad Baurain

 

 

 

POR BRAD BAURAIN

 
      El Dr. Brad Baurain ha trabajado como escritor y editor de Today in the Word desde 1993. Actualmente, se desempeña como profesor asociado y director del programa TESOL en Moody Bible Institute. Brad tiene el privilegio único de tener un título de cuatro universidades diferentes (incluida Moody). También ha enseñado en China, Vietnam, Estados Unidos y Canadá. Brad y su esposa, Julia, tienen cuatro hijos y residen en Munster, Indiana.  

‚Äč


Today in the Word (en inglés)

Encuentra más recursos en inglés. Today in the Word te proporciona herramientas que te ayudarán a profundizar en tu estudio de las Escrituras.

Dona ahora a TITW


Abril | Hoy en la palabra

D L M M J V S
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
< Marzo 31 Mayo 1 >